Puente de Vizcaya

El Puente Vizcaya (Bizkaiko Zubia, en euskera)  fue inagurado en 1893, es sin duda,  uno de los grandes atractivos turísticos de la ciudad, aunque muchos turistas descubren su existencia e importancia una vez llegados a Bilbao.

Su impulso turístico ha venido de la mano de la instalación de ascensores en las torres de ambas márgenes y la habilitación de una pasarela en la viga superior con espectaculares vistas, y con la declaración de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco el 13 de julio de 2006.

Fue elegido entre un total de 37 candidaturas, la Unesco lo considera como una de las más destacadas obras de arquitectura del hierro de la Revolución industrial y destacó su uso innovador de los cables de acero ligero trenzado  siendo el primero de su tipologia en el mundo. El Puente de Vizcaya es considerado actualmente el puente transbordador en servicio más antiguo del mundo, sirviendo como modelo en numerosos puentes en el resto del mundo.

Se trata de un puente colgante  de 61 metros de altura y 160 metros de longitud con una barquilla transbordadora para el transporte de vehículos y pasajeros que enlaza la villa de Portugalete con el barrio de Las Arenas (Getxo), así como las dos márgenes de la ría de Bilbao. 

El transbordador del puente realiza viajes durante las 24 horas del día y los 365 días del año, con una frecuencia de transbordo de 8 minutos y una duración del viaje de 1,5 minutos (su funcionamiento únicamente fue interrumpido durante la Guerra Civil). Realizar el trayecto en el transbordador del puente ahorra un trayecto por carretera de casi 20 km, por lo que sigue siendo un medio de transporte ampliamente utilizado para unir Guecho con Portugalete.

Si viajas a Bilbao, incluye en tu itinerario el Puente de Vizcaya.

Esta entrada fue publicada en Blog. Guarda el enlace permanente.