Una escapada a Vitoria

En el blog siempre hablamos de los innumerables atractivos de Bilbao y la costa de Vizcaya. Museos, gastronomía, arquitectura, eventos deportivos o festivales de música atraen numerosos viajeros a la ciudad.

Pero si vas a organizar un viaje de varios días a Bilbao, esta ciudad tiene otro gran atractivo: su excelente comunicación y cercanía con bellas ciudades como Donosti o Vitoria. Una distancia de 65 kilómetros (50 minutos) entre Bilbao y Vitoria hace que puedas disfrutar de ambas ciudades sin necesidad de realizar un largo trayecto.

Este año 2014 una escapada a Vitoria es un buen plan. 

La capital de Alava ha sido considerada durante muchos años una de las tres mejores ciudades de España para vivir y es una ciudad visitada por numerosos turistas cada año, a pesar de estar rodeada de dos potencias turísticas como Donosti y Bilbao. Ser declarada «Capital Nacional de la Gastronomía 2014»«Green Capital en el Mundo» esta haciendo que está ciudad gane cada día más viajeros interesados por la gastronomía, cultura o la naturaleza.

La gastronomía es el principal reclamo de la ciudad. La ciudad esta repleta de buenos restaurantes y pequeñas tabernas donde se ofrece comida de calidad, pero además este año con la declaración de «Capital nacional de la Gastronomía 2014», durante todos los meses se celebran eventos especiales.

¿Y que decir de los vinos? La situación geográfica en la «Rioja -Alavesa» ha convertido la ciudad en uno de los lugares de culto para realizar rutas de vinos.

Otro motivo para visitar la ciudad es su Casco Histórico, declarado Conjunto Monumental en 1997, que conserva intacto su trazado medieval. Tres premios Europa Nostra avalan el trabajo realizado en la rehabilitación y recuperación de espacios y edificios emblemáticos de la Almendra Medieval.

Y que decir de los eventos, como el Festival de Jazz Vitoria-Gasteiz que se celebra todos los veranos, los partidos de basket de ACB y Euroliga de Baskonia   o el Maratón Martín Fiz que se celebrará el 11 de mayo de 2014.

Escápate a Vitoria.

Esta entrada fue publicada en Blog. Guarda el enlace permanente.